De cero

Suele pasar, a veces, no te asustes jamás no eres el primero. Antes que tú otros muchos lo hicieron y estuvieron también en este agujero. Si te lo haces bien, podrás tocar el cielo con la punta de tus dedos. Tan sólo hay que decir ¡sí quiero! Y saldrás del agujero. Venga ya chaval…! Deja de llorar…! Es momento de empezar…! De cero! Tienes el camino abierto. ¿Volverás por aquí? ¿Te espero?
¿Ves los colores? ¡Qué absurdo fue estar tan ciego…! Estar así, no es para ti ¿no ves que no es bueno…? ¡Cómete el mundo!, ¡Tú puedes hacerlo! ¡Cuando estoy contigo lo siento! Y cuando lo hagas, vuelve a buscarme, no creo que aguante más tiempo… Y si no estoy vuélvelo a intentar, habrá alguien que quiera empezar… De cero, de cero…